un espacio abierto sobre libros, literatura, viajes, cine, música, aguardientes y otros destilados ...

viernes, 26 de agosto de 2016

jueves, 25 de agosto de 2016

con la resaca todo queda lejos/excepto tú recuerdo


con la resaca todo queda lejos
queda lejos el mar
lejos muy lejos
tus palabras se pierden en el camino
mis gritos de auxilio se ahogan en mi garganta
bebo de todos los charcos y botellas
para mantenerme a flote
y no perderme en tú olvido

ilustración de http://seisdedos.org/

martes, 23 de agosto de 2016

para viajar por la historia de Brasil


"Brasil. Una biografía" Lilia M. Schwarcz / Heloisa M. Starling (Debate)

"La historia de Brasil no cabe en un libro. Porque no existe una nación cuya historia pueda contarse en forma lineal, progresiva o de una sola manera. Por lo tanto no pretendemos contar aquí la historia de Brasil, sino hacer de Brasil una historia. Al contar una historia, tanto el historiador como el lector aprenden a “entrenar la imaginación para salir de visita”, como diría Hannah Arendt. Y precisamente porque toma en serio esa noción de “visita”, este libro ignorará el objetivo de construir una “historia general de los brasileños” para concentrarse en la idea de que la biografía puede ser otro buen camino para intentar comprender a Brasil desde una perspectiva histórica: conocer los numerosos eventos que afectaron nuestras vidas, y de tal modo, que aún continúan vigentes en la agenda actual.
Una biografía es la evidencia más elemental de la profunda conexión existente entre las esferas pública y privada, que sólo estando articuladas consiguen componer el tejido de una vida y volverla real para siempre. Escribir sobre la vida de nuestro país implica cuestionar los episodios que conforman su trayectoria en el tiempo y escuchar lo que tienen para decirnos sobre las cosas públicas, sobre el mundo y el Brasil donde vivimos —para poder comprender a estos brasileños que somos y a los que deberíamos o podríamos haber sido". (del prólogo)

domingo, 21 de agosto de 2016

aquellos maravillosos hombres que nos hicieron soñar


aquellos maravillosos hombres que nos hicieron soñar
era un vendaval impredecible
incansable todo nervio y acción
una bomba de ideas de proyectos de iniciativas
de nuevas aventuras
convincente
un luchador
rebelde
un referente para muchos de los que le conocíamos
hoy he vuelto a verle después de dos años sin saber de él
algo se había roto
algo profundo esencial
había perdido la fuerza la rebeldía la rabia
nada quedaba del hombre que conocí
sentado en la barra de aquel bar
apalancado a la banqueta
como si una fuerza magnética
tirara de él hacia abajo
y le tuviera atrapado en una tierra extraña y cruel
bebiendo con una tristeza infinita
que venía de algún lugar que solo él conocía
fumando con desgana
para matar el tiempo
y disimular el vacío
empantanado en unas aguas profundas sucias muertas
hablando sin nadie que le escuchara
sin garra
con la mirada ausente sin brillo
los ojos secos la boca seca la piel seca
las manos muertas
el alma muerta
totalmente derrotado
como algo inservible
como algo inevitable
como si no tuviera la menor importancia
como algo natural en el ser humano
                         algo desgarrador en un ser humano


(la fotografía es de Vivian Maier)

sueños de juventud


sueños de juventud
todavía no ha salido del cascarón
vive con sus padres
y cree que todo puede ser hermoso y sencillo
no tiene casi tetas
ni un buen culo
pero sí una cara preciosa
unos ojos castaños brillantes
llenos de vida y esperanza
y una sonrisa contagiosa
y se esmera en chuparla
me cuenta que quiere ser veterinaria
tener un huerto gallinas y una autocaravana
y que yo le parezco un animal salvaje
libre y hermoso
no la desengaño
y dejo que cure mis heridas
y hago todo lo posible
para que su mundo sea hermoso y sencillo
y pueda hacer realidad sus sueños


(la fotografía es de Brooke Shaden)

viernes, 19 de agosto de 2016

dos poemas de Ana Vega en "Repóker de Reinas" (Groenlandia)



Me pesa la pared...
... La casa entera.
Hay tanto espacio.
Me sobra todo.
Me falta
todo.
La casa es un océano desconocido.
El olor de la piel es blanco,
no se parece a nada,
no es nada,
ha perdido toda humanidad.
Ya no distingo
entre la pared
y la carne.
El silencio es brutal. Quema.
Sobrevivir no es salvarse.

En el vértice de tu forma...
... A cuerpo abierto,
te voy adivinando.
en el lugar menos propicio hallo
la consistencia brutal,
el esqueleto mismo,
la respuesta al hombre, la piel,
esa tenue sugerencia íntima
a la anarquía.
y te repaso, y te comparo,
y te huyo dos pasos
porque así, despierto,
te ves, de veras, grande.
No sé si mirar
o cerrar las puertas,
si alejarme
o caer despacio.

Repóker De Reinas (en Calaméo) Antología de poesía. Poemas de: Ana Patricia Moya, Ada Menéndez, Lucía de Fraga, Ana Vega y Layla Martínez. Ilustraciones de Silvia López Cano. Prólogo de José Pastor.